Los cuchillos de cocina son las herramientas más utilizadas por los chefs, pero cualquiera que disfrute cocinar en casa también debe saber que la elección correcta del cuchillo puede simplificar enormemente su trabajo, lo que también hace que la operación sea más rápida y menos fatigosa.

Los cuchillos de cocina deben elegirse con cuidado, ya que no es absolutamente cierto que un cuchillo sea igual a otro, pero hay muchas variables a considerar a la hora de prepararse para su uso.

En un artículo anterior, efectivamente hemos visto en detalle todos los aspectos que deben tenerse en cuenta para elige el mejor cuchillo de cocina.

Entre estos hemos visto la importancia de la hoja y cuáles son los diferentes materiales con los que se puede fabricar. La calidad de las palas está determinada principalmente por el material utilizado, lo que permite una mayor (o menor) duración en el tiempo y afecta el rendimiento.

En esta guía vemos mejor la diferencia entre hoja de acero y hoja de cerámica. De hecho, la diferencia entre una hoja de acero y una de cerámica no siempre parece inmediata. Estos dos cuchillos, aunque aparentemente similares, ofrecen un rendimiento diferente. Entonces, ¿cuál es su verdadera diferencia?

Cuchillos de hoja de acero

Los cuchillos con hojas de acero han sido los más utilizados en la cocina desde la Antigüedad. De hecho, generalmente estos se encuentran entre los más vendidos y los más usados, incluso por quienes no son expertos en la materia.

Evidentemente debes saber que existen muchos modelos de hoja de acero.

La calidad del acero es lo que determina la eficiencia de una hoja. El acero debe ser suficientemente duro, pero también flexible y con buena resistencia a la oxidación.

La hoja de acero inoxidable sigue siendo el material más común en el mercado.

Los mejores cuchillos, sin embargo, son aquellos con una mezcla de acero inoxidable, una buena cantidad de carbono, cromo, molibdeno y venadio.

Por otro lado, hay cuchillos con hoja de acero al carbono, que son más duraderos y resistentes que los demás. Se puede decir que los cuchillos con hoja de carbono los utilizan principalmente los chefs en cocinas profesionales.

El acero inoxidable en comparación con el acero al carbono tiene una mayor resistencia a la corrosión.

Cuchillos de hoja de ceramica

Cuchillos de hoja de ceramica han gozado de buena circulación en los últimos años. Destacan especialmente por su diversidad de formas y colores. Sin embargo, es necesario informar a los menos experimentados que los verdaderos cuchillos de hoja de cerámica solo vienen en dos colores: blanco y negro. Los cuchillos de colores no son de cerámica, sino de acero cubiertos con cerámica de colores.

La hoja de cerámica es muy dura, de hecho en mayor medida que el acero, pero sin embargo es mucho más quebradiza. La característica de la hoja notablemente dura viene dada por la combinación de ingredientes como circonio, calcio, silicio y magnesio.

Son muy fáciles de limpiar y no absorben el olor a comida, por lo que puedes trabajar de forma rápida y limpia.

Cualquiera que use un cuchillo de hoja de cerámica por primera vez debe tener mucho cuidado de usarlo correctamente: Estos cuchillos deben ser los preferidos para cortar alimentos como frutas, verduras y pescado y sobre todo es importante recordar que no son aptos para cortar carne con hueso, alimentos congelados y duros como pan y pizza congelados, así como quesos duros.

Cuchillos de acero o cerámica: ventajas y desventajas.

Ambos cuchillos de cocina, tanto los de hoja de acero como los de cerámica, tienen ventajas y desventajas. Antes de proceder con la compra y uso, es necesario considerar cómo se usará el cuchillo y con qué ingredientes.

Empezando desde cuchillos con hoja de acero, estos son considerados por muchos profesionales del sector como elementos imprescindibles en la cocina, y se pueden utilizar para una variedad de tareas, desde triturar hasta picar y rebanar.

En resumen, incluso los alimentos más duros se pueden cortar con un cuchillo de acero., aquellos son mucho menos frágiles que la cerámica.

Los cuchillos con hoja de acero se pueden guardar prolijamente en un tronco, generalmente de madera, incluso mejor si tiene un afilador incorporado.

Por otro lado, una de las principales desventajas de estos cuchillos es que la hoja de acero requiere mucho mantenimiento y por lo tanto necesita ser afilada periódicamente.

Además, es muy importante lavarlos a mano y secarlos inmediatamente para que no queden manchados y no aparezca ningún elemento de corrosión. Por último, conviene recordar que puede suceder que los cuchillos con hoja de acero alteren el sabor de los alimentos al liberar un regusto ferroso.

Habla en lugar de cuchillos de cocina con el hoja de cerámica, uno de los aspectos más positivos es que es ligero y fácil de manejar. Más allá de eso, resultan más afilado que los cuchillos de acero convencionales y por lo tanto requieren menos esfuerzo, pero no son muy versátiles porque algunos alimentos (enumerados arriba) no se pueden cortar con la cuchilla de cerámica.

Otra ventaja es que la hoja no se puede oxidar., son fáciles de limpiar y no emiten olores desagradables en los alimentos.

Por ejemplo, frutas y verduras cortadas con cuchillos de cocina con hoja de cerámica. no sufren variaciones de sabor, sabor e incluso color. Estos cuchillos son capaces de conservar su filo durante un largo período de tiempo, aunque se estima que permanece inalterado diez años más que los cuchillos convencionales.

De hecho, con respecto a los cuchillos de cerámica, la potencia de corte no cambia con el tiempo y, por lo tanto, no requiere afilado.

Su principal inconveniente es la extrema fragilidad: incluso una simple caída puede romperlos y comprometer su función, al igual que su mal uso. Para esta Por lo tanto, no se recomienda ponerlas en el lavavajillas, ya que las cuchillas pueden dañarse con otros productos cercanos.

Cerámica o acero: ¿Qué cuchillo elegir?

En primer lugar, debe pensar detenidamente cómo y con qué alimentos usará el cuchillo de cocina. Solo piense que si necesita un cuchillo para cortar principalmente frutas y verduras, entonces el más adecuado será el que tenga la hoja de cerámica.

Por el contrario, si quieres que se utilice para cortar, deshilachar o filetear carnes y pescados y especialmente alimentos con espinas y especialmente duros necesitarás un cuchillo con hoja de acero, y el de acero inoxidable que sea más resistente a la oxidación. está principalmente indicado.

El costo también juega un papel importante, un buen cuchillo de cerámica no es barato, mientras que los cuchillos de cocina con hojas de acero son más fáciles de encontrar a precios más razonables.

En conclusión, después de enumerar cuidadosamente las principales diferencias entre los cuchillos de cocina con hoja de acero y los de cerámica, se puede decir que se trata de dos elementos completamente diferentes.

En definitiva, al final es bueno elegir aquel con el que te sientas más cómodo, según tus gustos, necesidades y hábitos. Los dos cuchillos si se elige de una buena marca confiable son capaces de realizar su tarea de la mejor manera posible, independientemente del material de las palas.